Radiofrecuencia

Se trata de una nueva técnica no quirúrgica que actúa sobre la piel a nivel de dermis profunda y capas subdérmicas.

 

Freeze en Esthetic Internacional

 

Mediante un sistema de radiofrecuencia y pulsos magnéticos, aumentamos la temperatura interna alcanzando los 39 grados, por lo que conseguimos:

  • Reparar y remodelar el colágeno profundo tipo I, III, dando tensión facial
  • Activar los fibroblastos, evitando el descolgamiento
  • Reafirmar la piel
  • Reducir arrugas y líneas de expresión.

 

Un tratamiento completo se basa en unas 8-10 sesiones, y con un intervalo de unos 7 días. Con este número de sesiones se reduce de manera eficaz no sólo la flacidez y descolgamiento de la piel, sino también los signos de envejecimiento de la piel.

 

Tratamiento de la flacidez cutánea en cualquier zona facial o corporal.

Este tratamiento reduce los signos de envejecimiento de la piel, proporcionándole una apariencia más juvenil. El tratamiento se lleva a cabo con una tecnología aprobada por la FDA americana para el tratamiento de los surcos y la flacidez que se originan en el rostro por la laxitud de la piel.

 

Freeze es uno de los últimos procedimientos no ablativos aprobados por la FDA para mantener una apariencia juvenil. Freeze utiliza pulsos magnéticos con energía de radiofrecuencia. Este sistema avanzado mejorar la textura y el color de la piel. Consigue que el colágeno se contraiga y se reafirme y atenúa todas las arrugas superficiales de la piel, devolviendo a la piel un aspecto uniforme y luminoso. Cada tratamiento es personalizado por medio de un sistema computarizado que controla la profundidad y el grado de calor en el proceso, monitorizándose en todo momento.

 

En los tratamientos faciales se consigue una expresión juvenil y luminosa. Se obtiene una elevación de las cejas cuando se trata la parte superior del rostro, y una disminución de los pliegues nasogenianos al tratar las mejillas. Al tratar toda la cara, se logra una mayor definición del óvalo facial, pudiendo también tensar la piel del cuello.

 

En los tratamientos corporales (brazos, abdomen, muslos, etc.) mejora la flacidez cutánea y la piel recupera su tersura.

 

Pin It on Pinterest

Share This